Logo WEB2

Neologismo, formado por las palabras griegas “bios” (βίος, -ou): vida, y “fobia” (φόβος, -οu): odio, temor, horror. Se refiere a las actividades y opiniones de índole ideológica o política que  dificultan el mejor desarrollo de la vida humana.  Es así, un concepto contrario al fomento del bienestar.

La biofobia se refiere a dos temáticas fundamentales de la vida humana, aunque no de manera exclusiva. En primer lugar, a las actividades que deterioran el mantenimiento del medio ambiente natural, necesario para la existencia de la sociedad (en especial porque dañan a la fauna y flora, así como a la calidad del agua y del aire). En segundo lugar, como la familia es el espacio socio-cultural más importante de la vida humana, la biofobia también se refiere a las actividades que dificultan o ponen en peligro su mejor desarrollo; entre otros aspectos, porque no promueven la solidaridad y equidad en la relación conyugal entre hombre y mujer, o bien, porque no fortalecen la colaboración y participación de ambos padres biológicos (papá y mamá) en el cuidado y bienestar de los hijos.

La biofobia puede ser promovida por políticas estatales, programas de los sectores privados y de organizaciones civiles, o por acciones implementadas directamente por los individuos.

Traducciones. En inglés: biophobia; en francés: biophobie.